Desde cuando existe España?

Breve Cronología de los documentos jurídico-administrativos más importantes de España.
1ª Parte

Definiciones:
Nación. (Del lat. natĭo, -ōnis).
o f. Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno.
o 2. f. Territorio de ese país.
o 3. f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común.(1)

Estado. (Del lat. status)
o 1. m. Situación en que se encuentra alguien o algo, y en especial cada uno de sus sucesivos modos de ser o estar.
o 2. m. Cada uno de los estamentos en que se dividía el cuerpo social; como el eclesiástico, el de nobles, el de plebeyos, etc.
o 3. m. Clase o condición a la cual está sujeta la vida de cada uno.
o 4. m. estado civil.
o 5. m. Conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano.
o 6. m. En el régimen federal, porción de territorio cuyos habitantes se rigen por leyes propias, aunque estén sometidos en ciertos asuntos a las decisiones de un gobierno común
Tipos de Estado: civil, asociado, mayor, del bienestar, de las autonomías, de alarma, de excepción, de guerra, federal, liberal, socialista, comunista, etc.(1)

Definición de ESTADO: pueblo organizado en un territorio sometido a un único poder. Por tanto la soberanía se caracteriza por tres elementos: territorio, pueblo y poder soberano. (Universidad de Salamanca, 1º de Derecho Político).

Himno “O Dei Verbum” – Siglo VIII
Primer himno litúrgico compuesto en España en honor a Santiago, en tiempos de rey Mauregato. Rey de Asturias entre los años 783 y 789, fue hijo natural del rey Alfonso I de Asturias y de la esclava musulmana Sisalda.

(«Oh, vere digne sanctior apostole caput refulgens aureum Ispaniae, tutorque nobis et patronus vernulus»)
(“Oh, verdaderamente digno Apóstol, cabeza refulgente y dorada de Ispaniae, nativo patrono nuestro”)

La desaparición del Imperio Romano junto con las invasiones bárbaras, fueron el fin de la tradición hispanorromana. Los visigodos pasaron de invasores (podían haberse marchado, como pasó en otros territorios) a integrarse plenamente. El unitarismo visigodo, fomentó la creación de un estado unitario en España -un hecho único en el caótico contexto de su época, el siglo VI- fue, en muchos sentidos, más nominal que efectivo-. Con Leovigildo se consolidó la formación de Reino Godo de Hispania, capital Toledo, éste reino tuvo la vocación de asentarse en la península, liquido los enclaves Suevos y Bizantinos, y aplastó la rebelión del sur, apoyada por Bizancio. Al contrario de la tendencia disgregadora del reino Franco.

La conversión de Recadero (589) del arrianismo al catolicismo y la promulgación por Recesvinto (654) del Liber Iudiciorum, código legal de aplicación general en todo el reino, dio lugar a una cierta estabilidad a pesar de la sucesión de reyes efímeros y a la implantación de un poder monárquico, limitado, con una incipiente estructura de estado, este hecho tuvo la máxima trascendencia, porque sin él habría sido imposible la Reconquista.

A finales del siglo V, los visigodos lograron la completa independencia de Roma, y el rey Eurico estableció un código de leyes para la nación visigoda. Esta fue la primera codificación del derecho consuetudinario germánico, sino que también incorpora los principios del derecho romano. El hijo y sucesor de Eurico, Alarico, ordenó la elaboración de un código, conocido como la Lex Romana Visigothorum, también llamado Breviarium alaricianum para los romanos hispanos que viven bajo el dominio visigodo del reino de Tolosa.

El carácter electivo de la monarquía visigótica-por aclamación de “los Palatini”- determinó una gran inestabilidad política caracterizada por continuas rebeliones y magnicidios. La unidad religiosa se había producido con la conversión al catolicismo de Recaredo (587), proscribiendo el arrianismo que hasta entonces había diferenciado a los visigodos, impidiendo su fusión con las clases dirigentes hispanorromanas. Los Concilios de Toledo se convirtieron en un órgano en el que, reunidos en asamblea, el rey, los principales nobles y los obispos de todas las diócesis del reino sometían a consideración asuntos de naturaleza tanto política como religiosa.
Los Concilios de Toledo van a ser muy importantes ya que a partir de este momento gracias a sus actas se conoce gran parte de lo que ocurría en el reino no sólo en lo religioso, sino también en lo político, social y administrativo.

Los Concilios de Toledo reunían a todos los obispos de Hispania, y si bien en las primeras reuniones se debatieron preferentemente temas religiosos, se ocuparon de otros muchos temas de diversa naturaleza como fueron la determinación de las condiciones necesarias para la elección del monarca, el velar por el juramento del rey y de los súbditos, supervisión de la legitimidad de los levantamientos, establecer las garantías judiciales de magnates y eclesiásticos, dictando, en última instancia las pautas a las que debía ajustarse la marcha del Estado y la conducta de los monarcas.

El III Concilio de Toledo empieza el 8 de mayo del 589 y se tratan aspectos religiosos y de administración pública. El rey Sisenando, (631-636) convoca el IV Concilio de Toledo, el concilio reconoce explícitamente que el rey no sólo se ocupa de las cosas humanas, también de los asuntos divinos, introduce una serie de reformas políticas a partir de un compromiso entre la Iglesia, el rey y la aristocracia. El rey es el delegado de Dios en la tierra y lo es “gratia die”, por la gracia de Dios (canon nº 75). El rey debe ser una persona de signo nobiliario y goticista.

El IV Concilio de Toledo; detrás de cuya doctrina está San Isidoro de Sevilla; se celebró en el 633. En esta fase se entra en el período constituyente, en el que se hará un gran esfuerzo por legislar y estructurar las instituciones de la monarquía, para estabilizarla y configurar la participación de las fuerzas sociales en el reino (nobles y eclesiásticos).
El Concilio se puede dividir en dos apartados: La obra disciplinar o eclesiástica y la obra administrativa. El canon nº 75, es el fundamento de la constitución política del reino visigodo.
• Los Obispos y el rey gobiernan conjuntamente como se establece claramente en el Concilio VIII de Toledo (652), bajo el reinado de Recesvinto (653-672), se elaboró un gran código el Liber Iudiciorum, o libro de Juicios o Lex Visigothorum, (Fuero Juzgo) asesorado por San Braulio de Zaragoza, promulgado en el año 654, es una gran recopilación de leyes como derecho común a hispanorromanos y visigodos, tuvo una gran proyección posterior.
• El liber es un código que contiene todos los aspectos de organización jurídica, no sólo del derecho público, sino también derecho penal, procesal, civil… es un texto diseñado para su aplicación en la práctica. Su estructura sigue la del Corpus iuris civilis romano

El “Liber Iudiciorum” o Fuero Juzgo, como se conocería en su traducción castellana se estructura en 12 libros, subdivididos en títulos, y leyes de uso obligatorio, que derogaría todos los códigos anteriores y permanecería vigente hasta con Alfonso X el Sabio (siglo XIII), donde se modificaron parcialmente con el “Fuero Real” y posteriormente con las “Siete Partidas”, en algunos aspectos pervivió en el Derecho Castellano hasta el siglo XIX (aprobación del Código Civil Español, 1889), en la actualidad sigue vigente como derecho foral civil supletorio en el País Vasco, Navarra y Aragón. Sin duda se trata de una verdadera joya del pasado jurídico español. Otras versiones, en cambio, consideran que el derecho civil supletorio del vigente en parte en País Vasco, Navarra y Aragón, no tiene nada que ver con el derecho visigodo y si con del derecho consuetudinario propio de las regiones pirenaicas. En Barcelona y Valencia, los derechos forales se derogaron, en el reinado de Felipe V, tras la Guerra de Sucesión.

 Libro 1: El legislador y la ley.
 Libro 2. Administración de justicia, escrituras y testamentos.
 Libro 3: Los matrimonios y los divorcios.
 Libro 4: Sucesiones, herencias y tutelas.
 Libro 5: Donaciones. Ventas y otros contratos
 Libro 6: Derecho penal: crímenes y torturas.
 Libro 7: Derecho penal: robo y fraude.
 Libro 8: Derecho penal: actos de violencia y lesiones.
 Libro 9: El ejército y el derecho de asilo eclesiástico.
 Libro 10: Derecho de propiedad y prescripción.
 Libro 11: Médicos y enfermos; mercaderes extranjeros.
 Libro 12: Herejes y judíos.

Con el rey Ervigio (680-687), de origen Griego, [era bisnieto de San Hermenegildo y tataranieto del rey Leovigildo, su padre Artabaces (o Ardebasto) vino a España expulsado de la corte bizantina], sucesor de Wamba, se modificaron parcialmente varias leyes del Código, en el Concilio XII de Toledo, en el año 681, insertó leyes nuevas, corrigió y suprimió otras. Por lo que, desde esta época, se conoce también como Código de Ervigio. El nuevo Liber entró en vigor el 21 de octubre de 681, coincidiendo con el primer aniversario de la unción real del monarca. A éste Liber se añadieron las posteriores leyes de Egica y de Witiza (2)

Respecto a las actividades legislativas del reinado de Ervigio, hay que mencionar la reducción de algunas prestaciones tributarias y la supresión de otras. Se aprobó una ley que obligaba al pueblo a participar en el ejército. Así mismo, se dictaron fuertes medidas contra los judíos. Con la llegada de los musulmanes, se va llevar a cabo una redacción del Liber de carácter privado conocida como “redacción vulgata del Liber iudiciorum”. Es más sencilla, para la aplicación en la práctica de los tribunales. Esta redacción se mantendrá durante la edad media en los reinos cristianos, fue la más difundida en tiempos de la reconquista y a ella aludirán los textos medievales.

El reino de Asturias a finales del siglo VIII, fue ampliando su organización instaurando instituciones visigodas probablemente con alguna influencia de la migración mozárabe, Alfonso II (760-842) apodado “el casto” logra la restauración de las instituciones jurídicas y administrativas y traslada la capital a Oviedo, como nos relata la Crónica Albeldense, (Chronicon Albeldense o Codex Conciliorum Albeldensis seu Vigilanus), también se le llama Cronicón Emilianense, finalizado en el año 881, a Alfonso II le sucede Rabino I, Ordoño II y Alfonso III (852-910), que traslada la capital a León, último rey Asturiano y primer rey Leones.
Ordeno la redacción de la Crónica de los reyes visigodos o Crónica de Alfonso III -Crónica Alfonsina- (911), presentando al Reino de Asturias como el heredero del Reino visigodo

El “ordo iuris”. Ordenamiento Jurídico que en la Hispania visigoda cristalizó en textos legales, como el Liber Iudiciorum o la colección canónica Hispana, pero también en textos políticos y patrísticos como los contenidos en el “tomus” o discurso regio, en las actas de los concilios generales de Toledo y en la doctrina de los padres de la Iglesia y aun en textos notariales, ayudaron a transmitir una buena parte del viejo corpus de la cultura Hispanorromana. Restablecido el orden a tenor de la “Crónica Albeldense” en la corte del rey de Oviedo, adoptó, no la regulación completa del Liber, que las circunstancias de la época hacían imposible, si al menos algunas de las fórmulas acuñadas en los Concilios de Toledo, por lo que el derecho leones, basado en la vigencia del Liber, coexiste con el derecho consuetudinario, y se intensifica su aplicación con la llegada en gran número de mozárabes en el siglo X, hasta su total asimilación(3),

Bibliografía:
(1) http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae
-Historia de los Godos, Vándalos y Suevos de San Isidoro de Sevilla, siglo VI-VII. Trad. de Rodríguez Alonso, 1975
(2) Historia de España de la Edad Media, Vicente Ángel Alvarez Palenzuela (coord), Ariel, página 42
-Historia mínima de España, Juan Pablo Fusi, QualityEbook v0.63
-Esperando a los Árabes: Los visigodos en Hispania (507-711), Javier Arce, Marcial Pons Historia
-http://www.historia-del-derecho.es/2013/09/recesvinto-liber-iudiciorum.html
-http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_visigodo
-http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=ervigio-rey-visigodo
-Orígenes del Reino de León y de sus instituciones políticas, Julio Puyol y Alonso, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1926
(3) El orden constitutivo del reino de Asturias (718-910), Santos M. Coronas González. Dialnet, pág 11-12

Fotos
Fuero Juzgo. Scriptorium of Fernando III de Castilla y León,

JavierMartínezS de Burjassot, Valencia; España, Europa, pertenece a la especie Homo Sapiens Sapiens y habita en un planeta al que llaman Tierra.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s