Desde cuando existe España? (2)

Breve Cronología de los documentos jurídico-administrativos más importantes de España.

2ª Parte

Definiciones:

Nación. (Del lat. natĭo, -ōnis).

  • Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno.
  • f. Territorio de ese país.
  • f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común.(1)

Estado. (Del lat. status)

  • m. Situación en que se encuentra alguien o algo, y en especial cada uno de sus sucesivos modos de ser o estar.
  • m. Cada uno de los estamentos en que se dividía el cuerpo social; como el eclesiástico, el de nobles, el de plebeyos, etc.
  • m. Clase o condición a la cual está sujeta la vida de cada uno.
  • m. estado civil.
  • m. Conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano.
  • m. En el régimen federal, porción de territorio cuyos habitantes se rigen por leyes propias, aunque estén sometidos en ciertos asuntos a las decisiones de un gobierno común

Tipos de Estado: civil, asociado, mayor, del bienestar, de las autonomías, de alarma, de excepción, de guerra, federal, liberal, socialista, comunista,  etc.(1)

Definición de ESTADO: Pueblo organizado en un territorio sometido a un único poder. Por tanto la soberanía se caracteriza por tres elementos: territorio, pueblo y poder soberano. (Universidad de Salamanca, 1º de Derecho Político).

La voz “España” (Spanie, Hispania, Yspanie, Spanna, Espanya…), fue ya reiteradamente usada en la época de la Edad Media -y no solo en Castilla y León- para designar una realidad a la vez geográfica, política e histórica superior y común a los reinos peninsulares particulares.

Sancho III de Navarra, Alfonso VI de Castilla y Sancho Ramírez I de Aragón se autotitularon –siglo XIRex Hispaniarum.

Alfonso VII (1118-1157) se hizo coronar en León, en 1135, como Imperator totius Hispaniae.” (2).

Ramón Berenguer I (1023-1076) los Usatges de Barcelona, del primer tercio del siglo XIV en la cartela de sus armas personales, reza: En Ramon Berenguer comte e marches de Barchelona apoderador d’Espanya”’

Alfonso III (852-910), establece el reino de León, no hubo cambio de dinastía, ni de leyes, ni de la vida interna del estado, sino únicamente la capitalidad, como vimos en la primera parte de éste artículo.

Cuando los beréberes invadieron la península Ibérica en el año 711, la unidad legislativa y política de la España visigoda fue destrozado, pero la ley visigoda no desapareció. Los gobernantes musulmanes de Al-Andalus, permiten a cristianos y judíos (Religiones del Libro)  mantener la autonomía religiosa y jurídica en materia civil dentro de sus propias comunidades. A través de siete siglos de reconquista, se establecieron nuevos reinos y municipios que restauraron los principios de la ley visigoda encarnada en el Fuero Juzgo, con sus elementos germanos y romanos, e incorporándolas en las costumbres locales, en los fueros municipales, así como los Fueros Generales, o a las instituciones generales del Derecho.(3)

 En el Fuero Juzgo se mencionan casi todos los delitos definidos por los códigos modernos:

 Primer Título o Título preliminar: Contra la seguridad del estado. Lesa majestad,

sedición o rebelión.

Libro VII. Títulos V y VI: Delitos de falsedad, Falsedad de documentos o moneda

Contra las personas: Parricidio, homicidio, asesinato,

                                                    infanticidio y aborto.

 Contra la honestidad: Adulterio, violación y rapto.

                                         Contra el honor: Calumnia e injuria.

Contra la propiedad: Robo Hurto e incendio.

 Libro VIII: Se refiere a los daños.

Hay que tener en cuenta que el Derecho Medieval, es esencialmente penal, lo que revela la poca eficacia del Poder, que dejaba a la anarquía las relaciones entre las personas.(4)

Fuero Juzgo, escrito en latín, fue traducido en 1241, con algunas modificaciones del latín al castellano por orden del rey de Castilla Fernando III (1190-1252), para ser concedido como Fuero a ciertas localidades de la zona meridional de España. La difusión del Fuero Juzgo por las tierras recién conquistadas no presentó obstáculos de relieve, pues conectaba este Derecho con el que había sido observado hasta entonces, aunque con limitaciones y dificultades, por la minoritaria población mozárabe de aquellos territorios. Por lo que Alfonso X (1221-1284) se vio obligado a crear un nuevo texto legal que unificara y cumpliera la misma función que el Fuero Juzgo estaba desempeñando en el sur y en el levante. El mencionado texto legislativo recibirá el nombre de “Fuero del Libro” o “Fuero de las Leyes” y a veces también la de “Fuero castellano”, como expresamente lo designan las Cortes de Zamora de 1274, con una clara tendencia a la homogenización del derecho de los distintos territorios pertenecientes a la Corona. No obstante, la denominación más generalizada con el tiempo será la de Fuero Real. Concedido por primera vez en 1255, a los vecinos de Aguilar de Campoo,(5)

Contrariamente a lo que parece, el Fuero Real jamás fue derecho castellano propiamente dicho, sino únicamente un fuero que se concedía por el rey a diversas ciudades según su libre criterio, en general para el beneficio del comercio de las mismas y para asentar el poder de la corona frente al feudalismo de la época, supuso la ruptura del derecho privilegiado de Alta Edad Media. Alfonso X plasmó los principios del poder real, solo al rey le corresponde legislar sin intervención de ningún estamento.

La política legislativa de Alfonso X (rey de Castilla –León entre 1252 –1284) constituye el acontecimiento más interesante de la Historia del Derecho Español. Se divide en dos grupos:

Obras mayores: Fuero Real y Código de las Siete Partidas.

Obras menores: Setenario, el Espéculo, las leyes de la Mesta, las leyes de los Adelantados Mayores, el ordenamiento de Tafurerías, Ordenamiento de las Cortes como las de Valladolid (1258), Zamora (1274).

Llegado éste momento hay que hacer un breve comentario sobre:

Derecho en la Vascongadas(*): “Tras un periodo de alternancia entre reyes navarros y castellanos, los tres territorios pasaron desde fechas muy tempranas a estar sometidas a los reyes de León y Castilla. Así, Vizcaya estuvo pronto bajo dominación castellana, llamándose desde el siglo XII “Señorío de Vizcaya, si bien, la incorporación definitiva y la subsiguiente intitulación de “Señores de Vizcaya” a reyes castellanos no se produjo hasta el reinado de Juan I, en el siglo XIV. Guipúzcoa en el siglo XIII había reconocido por rey a Alfonso VIII de Castilla, que a su vez conquistó tiempo después el condado de Álava que quedó incorporado en 1332,  pero la incorporación no supuso la supresión de una serie de peculiaridades jurídicas, entre las que destaca el predominio de un derecho de base consuetudinaria que tenderá a plasmarse por escrito, y la existencia de dos órganos fundamentales: las Hermandades y las Juntas que se encargarán de la legitimación de estos territorios. Desde 1348 el Ordenamiento de Alcalá estuvo vigente en Guipúzcoa, pero la característica principal de este territorio es la pervivencia del derecho foral como un derecho consuetudinario de arraigada tradición”.(6)

 

 Cataluña: Después de la invasión musulmana y la caída de la monarquía visigoda, Cataluña (la Marca Hispánica) pasó a la órbita de los reyes francos, que respetaron la normativa propia de los hispani (el Liber  Iudiciorum y los usos consuetudinarios). La independización del Imperio Carolingio supuso el inicio de las manifestaciones legislativas catalanas cuya concreción se manifiesta en los Usatges, obra atribuida al Conde de Barcelona, Ramón Berenguer I “el Viejo

En Cataluña desde antiguo se concede importancia a la costumbre. Las costumbres catalanas fueron objeto de redacciones escritas, dado que era preciso regular muchas situaciones feudales que no tenían cabida en los Usatges. La redacción de las mismas se realizó por iniciativa privada y su importancia deriva de su ámbito territorial, al ser estas costumbres feudales las únicas que tuvieron alcance general.

Cuando en las Cortes de Barcelona de 1251 Jaime I prohibió las leyes romanas, visigodas y canónicas, permitió tan sólo el uso de los Usatges y de las Costums, decretándose que en defecto de la norma aplicable se debía acudir al sentido natural del juzgador. Esta medida, que en realidad fue una forma de desvincularse de los poderes imperiales y eclesiásticos, supuso en la práctica la recepción del ius commune, siendo aceptada de buen grado ya que afianzaba el poder condal en Cataluña, al conferir a los condes de Barcelona la facultad de dar leyes. En Cataluña el derecho común arraigó con más fuerza que en otros territorios pese a haber sido prohibido oficialmente por Jaime I en 1251.

Valencia: La incorporación de Valencia al resto de los reinos cristianos reconquistados fue tardía, pero culminó en el siglo XIII. Ello hizo que en el territorio valenciano no existiera un derecho tradicional al igual que ocurría en los otros reinos.

Mallorca: Fue conquistada en 1113–15 por señores Pisanos y Catalanes, (El Liber maiolichinus de gestis pisanorum illustribus («Libro mallorquín de los hechos ilustres de los pisanos») es una epopeya en latín medieval que narra, en 3.542 versos hexametros, la expedición cruzada bajo el liderazgo de la república de Pisa a las Baleares en 1113–1115. Fue escrito entre 1117 y 1125 por un pisano anónimo, probablemente clérigo. Se conserva en tres manuscritos. El Liber es la fuente más importante para reconstruir la historia de la expedición de 1113–15. Describe los motivos de los pisanos y catalanes, así como los deseos de liberar los esclavos cristianos y vencer a los corsarios musulmanes que, con base en las Baleares, sembraban el terror por todo el Mediterráneo «desde Hispania hasta Grecia». En el Liber se mezclan el celo cristiano y el orgullo cívico: el autor contó los conflictos entre pisanos y musulmanes en el siglo XI para demostrar ambos. El Liber es también el documento más antiguo que refiere al ataque del rey noruego Sigurd I contra la isla de Formentera.  En 1116 pasó a manos de los almorávides)(7). Fue reconquistada en 1228-1229 por señores Catalanes,  y el derecho que se extendió por ese territorio fue fundamentalmente derecho feudal catalán, fuertemente influenciado por el derecho común.

 

  Aragón: Aragón y Navarra convivieron juntos hasta el S. XII. A la muerte de Alfonso el Batallador en 1134 se produce la división de ambos reinos, con Aragón independiente y Navarra bajo influencia francesa.     

  Como derecho local en Aragón destaca el Fuero de Daroca (otorgado por el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en 1142, confirmando los fueros antes existentes) así como dos redacciones de fueros extensos que son el Fuero de Alfambra y el Fuero de Teruel, que se ha fechado en 1176.

  • La primera etapa: siglos XII y XIII: En esta etapa se aprecia tanto la difusión del derecho propio por su extensión territorial como el influjo del derecho castellano. Así, el Fuero de Zaragoza se difundió profusamente en la segunda mitad del XII, llegando a Cataluña y Valencia.
  • Los Fueros de Aragón o Código de Huesca: Al Código de Huesca se le fueron añadiendo otros fueros o leyes dictadas en las Cortes, así como las disposiciones de gobierno o actos de Corte, con lo que llega a constar de 12 libros: 8 del Código de Huesca original y 4 con las adiciones señaladas. Todo ello constituiría ya lo que serían los Fueros de Aragón.

 Navarra: En la Edad Media Navarra contaba con una sólida base jurídica tradicional y oral, pudiéndose hablar de textos de derecho local tan importantes como:

  • Fuero de Estella. Concedido por Sancho IV en 1164. Presenta influencias del Fuero de Jaca. Fue concedido a muchas localidades navarras y guipuzcoanas.
  • Fuero de Tudela. Otorgado por Alfonso I “el Batallador” en 1117 y basado en el derecho de Sobrarbe. Su redacción extensa es obra de su autor anónimo del siglo XIII, con más de 300 capítulos coincide en algunas de sus disposiciones con el Fuero General de Navarra.
  • Fueros de Novenera. La Novenera es una comarca, formada por Artajona, Mendigorría, Lárraga y Miranda de Arga, que recibió este nombre por estar exentos sus territorios del pago de la novena parte del diezmo eclesiástico, debida al rey. Los Fueros, originarios del XII, se dividen en 317 capítulos y refunden las costumbres y usos de estas localidades
  • Fuero de Viguera y Val de Funes. Recopilación privada de textos atribuidos a Alfonso I “el Batallador”, es un texto muy extenso, y de amplia vigencia afín a los fueros de Novenera y similar al Fuero General de Navarra.

Entre sus fuentes está un Fuero Antiguo de España, originario de Aragón, así como colecciones de fazañas.

La creación del Fuero General no supuso para Navarra la desaparición de los derechos locales, que siguieron reelaborándose, ocasionando gran confusión. De hecho el propio Fuero de Navarra, fue objeto de concesiones particulares a ciertas localidades durante el siglo XV extendiéndose por todo el territorio. Tras la incorporación de Navarra a Castilla en 1512, su derecho sufrió un cambio importante, ya que aunque se mantuvo, jurando los reyes mejorarlo y cumplirlo, sólo el Fuero General de Navarra y algunas ordenanzas posteriores a 1512 serían tomadas en cuenta a efectos de recopilaciones posteriores.

Las Siete Partidas refleja el redescubrimiento del derecho romano y el desarrollo de la tradición del derecho civil medieval que floreció en toda Europa. Sin embargo, la Compilación también incorpora las costumbres locales y castellanas (fueros), así como los principios del derecho canónico y la ley islámica, alabada como la compilación más importante del derecho medieval en Europa, las Siete Partidas se convirtió en la principal fuente de derecho civil por todo el Imperio español y jugó un papel importante en el desarrollo del derecho latinoamericano, (vigente hasta el siglo XIX).

 

Bibliografía:

(1) http://www.rae.es/ayuda/diccionario-de-la-lengua-espanola

(2)Historia mínima de España, Juan Pablo Fusi,  QualityEbook v0.63

(3) © 2012 The Collection Robbins de la Universidad de California, Berkeley. Tradición en la legislación Civil Española. Universidad de California. Berkeley.

(4)Orígenes del Reino de León y de sus instituciones políticas, Julio Puyol y Alonso. Marcial y Pons. Páginas: 323,324, 325.

(5)http://www.historia-del-derecho.es/2012/07/el-fuero-real.html

Fuero Juzgo en Latín y Castellano, Real Academia Española. 1815.

(6)http://derecho.isipedia.com/primero/historia-del-derecho-espanol/parte-6-la-espana-cristiana-medieval/23—la-consolidacion-del-derecho-castellano.

(*)En todos los Textos Medievales al actual País Vasco, se denomina “Vascongadas”.

“Fueros y Nación  Política” José Manuel Rodríguez Pardo.

(7)Texto en latín del Liber maiolichinus con breve introducción en castellano.

© 2012 The Collection Robbins de la Universidad de California, Berkeley. Reservados todos los derechos.

Foto:

Alfonso X el sabio y Las Siete Partidas.

JavierMartínezS de Burjassot, Valencia; España, Europa, pertenece a la especie Homo Sapiens Sapiens y habita en un planeta al que llaman Tierra.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s