Reconquista, Parroquias y Distritos de la Ciudad de Valencia (XIV-XVIII)

La Catedral de Valencia se configuró como el modelo y madre de iglesias de menor importancia de la ciudad de Valencia. Sus prácticas litúrgicas se configuran como patrón para toda la diócesis. De todos los lugares del reino llegaba el diezmo que permitía alcanzar este objetivo, y que aunaba el pulso de la economía valenciana con el de la iglesia en ella residente. Para la gestión de unas rentas el cabildo catedralicio creó una red de administraciones, cada una de las cuales se encargaba de un área de negocio, llamado “diner menut”, en las catorce administraciones eclesiásticas (catedral y trece parroquias).

La Catedral de Valencia era, sin duda, la más rica de las enclavadas en los territorios de la antigua Corona de Aragón, y la segunda en importancia dentro del reino de España, compartiendo lugar con la mitra de Sevilla, y sólo precedida por la sede primada de Toledo. Pero esta posición no se alcanzó de la noche a la mañana; sus cimientos los encontramos en sólidas bases económicas en las que el Rey Jaime I de Aragón quiso fundamentar a la iglesia tras la reconquista del Reino de Valencia, en el patrimonio inicial con el que la dotó, en la gestión económica y financiera de los recursos de que disponía y en el diezmo que año tras año fue percibiendo.

Después de la reconquista de Valencia, Jaime I dotó económicamente a la Catedral así como a las doce primeras parroquias de la ciudad para que pudieran empezar a funcionar; cumpliendo el voto que hiciera en las Cortes de Monzón (1236), al iniciar la fase final de su cruzada. Se trata de las parroquias San Martín, San Andrés, Santos Juanes, Santo Tomás Apóstol, San Nicolás, San Esteban, El Salvador, San Lorenzo, San Bartolomé, Santa Cruz (iglesia conventual, consagrada en 1343, formaba parte del antiguo Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen), San Valero y la iglesia de Santa Catalina, que perduran todas en la actualidad.

Bajo la actual catedral estuvo emplazada durante cierto tiempo la mezquita central de Valencia, edificada a su vez sobre la antigua catedral hispano-visigoda de Valencia,  una bula de Gregorio IX, del 9 de octubre de 1239, ascendió templo a la categoría de Catedral.

El primer “Te Deum”  (es uno de los más antiguos himnos de acción de gracias que se entonaba ya en el siglo VII al acabar el oficio de lecturas), se canta el 9 de octubre en conmemoración de la instauración del Reino cristiano el mismo día de 1238 y de la dedicación de la Catedral, que era todavía una mezquita cuando fue consagrada a la Asunción de María el mismo día de la reconquista.

Las parroquias que se crearon en la ciudad de Valencia tras la reconquista, no sólo tenían un sentido religioso, también actuaban como unidad de delimitación de los sectores o distritos urbanos; de ahí su importancia.

En referencia a sus orígenes, un buen número de ellas fueron erigidas al poco de la reconquista de la ciudad. La mayoría eran antiguas mezquitas, cuya “fábrica” (inversión de los fondos dedicados a los edificios y a los utensilios y paños del culto-ver nota-), tras las correspondientes purificación y consagración, se convertía en templo cristiano y sede de la parroquia.

La primera de las fundaciones se hizo en una mezquita cercana a la catedral y bajo la advocación de San Jorge, al tiempo cambió su nombre y patronazgo por el de El Salvador o San Salvador. Tras ella se erigieron las parroquias de San Andrés, San Esteban, San Martín, San Nicolás, Santa Catalina y Santo Tomás, todas ellas aprovechando antiguos templos musulmanes, y en torno a los años 1238-1239. Algo posteriores son las de Santa Cruz, San Bartolomé, San Lorenzo y San Juan de Boatella-´la parroquia del Mercat-(Santos Juanes). Para completar la nómina de las tradicionales trece parroquias de la capital- que perduró hasta la reforma del año 1902- hay que sumar la iglesias de San Miguel, 1521 y San Pedro instalada en los muros de la catedral.

Al margen, cabe mencionar dos iglesias especiales. En primer lugar la de San Juan del Hospital, con carácter de “feligresía” (parroquia compuesta de diferentes barrios) y la de San Valero, en los arrabales de la ciudad.

-Distritos que correspondían a cada una de ellas, extensión del sector y tipo de población que lo habita:

  • Parroquia de San Pedro (catedral), su jurisdicción ocupaba un sector reducido en el centro de la capital, y en torno a la “Seu”; se extendía desde la actual plaza de Crespins, y la plaza de Manises hasta las de la Reina y la de San Esteban. Era un barrio de estamento feudal, poblado mayoritariamente por la nobleza, alto clero, notarios y juristas.
  • Parroquia de Santa Catalina Mártir, era el suyo un distrito también reducido, lindante con el anterior, se extendía desde la plaza de la Reina y la de Calatrava, hasta la plaza del Mercat y la calle Zaragoza. En él vivía buena parte del artesanado valenciano urbano, sobre todo el del vestido y la piel, hostaleros y tenderos y otras clases populares.
  • Parroquia de San Miguel, ocupaba en el plano de la ciudad un espacio marginal, algo mayor que los anteriores, posiblemente por su tardía erección. Integró la Morería hasta mediados del siglo XVI, y se extendía desde el portal de Quart hasta la actual calle Corona. Era un barrio populoso, habitado por artesanos y sobre todo,  jornaleros.
  • Parroquia de Santa Cruz, sus límites, colindantes en parte con San Miguel, se extienden entre la calle Blanquerias y el portal de Valldigna, también en un espacio marginal, más amplio por la antigua presencia del burdel. Relativamente poblado; 5000 vecinos censados en 1787; reunía sobre todo a jornaleros y artesanos con un número importante de manufactureros y estudiantes.
  • Parroquia de San Bartolomé, su jurisdicción abarca desde el portal de Valldigna hasta plaza de Serranos, con una extensión menor que las dos parroquias anteriores, su número de habitantes era reducido, la mitad que en el caso anterior. Compartía con las dos parroquias anteriores, la condición popular de sus vecinos: jornaleros, artesanos, estudiantes y hasta labradores.
  • Parroquia de San Nicolás, sus límites jurisdiccionales limitaban en buena medida con la anterior, incluyendo desde la plaza del Furs hasta la calle Cadirers. La suma de sus vecinos era también similar a la de San Bartolomé; pero la extracción social era diferente, con una mayor presencia de nobleza, comerciantes y mercaderes.
  • Parroquia de San Lorenzo, limitaba por la calle de Serranos y la plaza de Crespins y con un distrito muy reducido. Poco más de 1100 vecino en el siglo XVIII,  con una composición social muy parecida a la parroquia precedente,  aunque con una mayor presencia de oficiales de la administración real.
  • Parroquia de San Salvador, situada entre la plaza de Crespins y el puente de la Trinidad. Aun menos poblada que la de San Lorenzo, compartía con ésta-ambas eran colindantes- la extracción social de sus habitante.
  • Parroquia de San Esteban, se encontraba enclavada en un distrito más extenso que los anteriores, su jurisdicción abarcaba desde la calle de Gobernador Viejo hasta la plaza de Alfonso El Magnánimo. Era un barrio populoso, socialmente muy variopinto, con presencia de funcionarios y oficiales, jornaleros, rentistas, estudiantes y también labradores en la zona de Mar-Benimaclet.
  • Parroquia de San Andrés, su jurisdicción abarcaba también una extensión amplia, desde la plaza del Patriarca hasta Mosén Femades. La parte intramuros estaba muy poblada. En cuanto a sus vecinos vale lo dicho para la precedente, aunque añadiendo una partición entre la zona más burguesa junto a la plaza del Patriarca, y otra más campesina, en lo hoy es la calle Colón.
  • Parroquia de Santo Tomás, los límites de su jurisdicción se extendían desde las plazas del Patriarca y  la Reina, hasta Gobernador Viejo. Sus vecindario era mucho menor que el de las parroquias anteriores; si bien, en lo que se refiere a la extracción social de los habitantes no había gran diversidad, con una fuerte presencia de artesanos, profesionales y oficiales de la administración.
  • Parroquia de San Martín, era, con diferencia, la más extensa de las urbanas, abarcando la cuarta parte del territorio de la capital. Era también el distrito más poblado, y la distribución social, multiforme, según las zonas: artesanos, sobre todo textiles, burguesía comerciante-lindes con San Joan-; nobleza en la calle Cavallers; actividades agrarias hacia el convento de San Agustín.
  • Parroquia de San Joan del Mercat o de los Santos Juanes, aunque con un distrito de modestas dimensiones, la pujanza y riqueza de sus grupos sociales le hacía sobresalir en el conjunto de la ciudad. Núcleo en torno a la plaza del Mercado, centro comercial y social de Valencia, agrupaba alguno de los sectores más pudientes de la población, como la burguesía adinerada de negocios y mercantil; pero también los productivos, como jornaleros o artesanos.

Este es el panorama del clero secular urbano de la Valencia del siglo XVIII.

-La tributación media por persona en cada parroquia:

Cifras de población global de 1528 con la aportada por el censo de las Cortes de 1510, arroja un balance de 9879 casas a intramuros de Valencia, que en realidad supondría solo 1/3 de la población y por tanto 2/3 de la población, estaría compuesta de clases privilegiadas exentas de pagar la tributación real. (Ver cuadro). En este cuadro podemos observar las cantidades económicas medias que pagaba cada individuo por cada parroquia, situándose las cotas más altas como podemos ver en Santa María y San Nicolás, lo que resultaría expresivo del poder económico de los habitantes de esas parroquias, por otra parte significativo, dado que los nobles que residían en esta misma parroquia estaban totalmente exentos de la Tacha y no constan en los registros.

Notas:

“diner menut”:  http://www.wikimoneda.com/fiche.php?id=7426

(1)Monedas pequeñas que tienen la cara del rey en el anverso y un ramo en el reverso o “Diner de Billó”-con una proporción de plata más baja-.

(2) Cobro de diezmos, impuestos, etc, por las entidades eclesiásticas, en moneda pequeña.

“Te Deum”: (A ti Dios, primeras palabras del cántico) es uno de los primeros himnos cristianos, tradicional de acción de gracias.

Suele ser entonado en momentos de celebración. El himno es utilizado por la Iglesia Católica Romana, en el Oficio de las Lecturas encuadrado en la Liturgia de las Horas. También se suele entonar en las Misas celebradas en ocasiones especiales como en las ceremonias de canonización, la ordenación de presbíteros, etc. Los Cardenales lo entonan tras la elección de un Papa.

Compuesto originalmente en latín, el nombre se debe a que así empieza su primer verso. Se suele denominar también como “Himno Ambrosiano”, pues se atribuye a San Ambrosio de Milán, aunque una leyenda indica que lo compusieron en común, inspirados por el Espíritu Santo, San Agustín de Hipona y San Ambrosio. Cuando, en el año 387, San Agustín recibió el Bautismo de manos de San Ambrosio -sigue diciendo la leyenda-, Ambrosio entonó este himno y Agustín iba respondiendo a sus versos. Enciclopedia Católica.

“Mayordomo de fábrica”, en algunas fuentes “canónigo obrero” o “canónigo fabriquero”,  el encargado de la construcción y mantenimiento del edificio de la catedral. Enciclopedia Católica.

“Clero Secular”: Del latín saeculum,i(que significa “mundo”).es el sacerdote  o eclesiástico que vive en el mundo, es decir, entré el pueblo, no en convento o comunidad como las órdenes religiosas. La autoridad  local del clero secular diocesano es el obispo, qué a su vez depende directamente del papa. Enciclopedia Católica.

Imágen: Plano de las parroquias de la ciudad de Valencia en el siglo XVII.

Bibliografía:

(+)”La Catedral de Valencia como Administrador General  del  Diezmo  de la  Diócesis. Aspectos Históricos, Económicos, Contables  y Organizativos”. Inmaculada Llibrer Escrig. Profesora de la Universidad Católica San Vicente Mártir de Valencia.

(+)”La Propiedad Eclesiástica y el Juzgado de Amortización (siglos XIV a XIX)”. Francisco Javier Palao Gil. Biblioteca Valenciana-Generalitat Valenciana-2001. Pags 223-225.

(+) “Breve historia de la Iglesia en Valencia”, Vicente Cárcel Ortí, Valencia (Archidiócesis). Arzobispado.

JavierMartínezS de Burjassot, Valencia, España, Europa, pertenece a la especie Homo Sapiens Sapiens y habita en un planeta al que llaman “Tierra”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s